22 años del genocidio de Srebrenica

Un año más GPress Media estuvo presente en los actos conmemorativos de la matanza de Srebrenica.

Silvia Fernández

Supervivientes, familiares, voluntarios y una multitud de asistentes rindieron homenaje a las víctimas del genocidio de Srebrenica. En julio de 1995, las tropas serbobosnias, lideradas por el general Ratko Mladic, asesinaron a más de 8.000 varones musulmanes en el enclave, protegido por la ONU, de Potocari.

Cada 11 de julio, en el Memorial de Potocari, reciben sepultura las víctimas que son localizadas en fosas comunes y posteriormente identificadas a lo largo del año. En 2017, 22 años después, han sido 71 las personas enterradas.  En su mayoría, varones bosnios adultos;  pero este año también recibieron sepultura una mujer y seis menores de edad.

Galería fotográfica

Los cuerpos llegaron a la vieja fábrica de Potocari tras recorrer los más de 150 kilómetros que separan el Memorial del cementerio de Visoko donde comenzaron los actos de homenaje dos días antes. Tras un emotivo funeral en Visoko, la comitiva que traslada a las víctimas recorrió las calles de Sarajevo antes de continuar camino hasta la ciudad del este de Bosnia i Herzegovina. Los sarajevitas arroparon la comitiva que traslada los cuerpos con flores, rezos y un conmovedor silencio.

Cerca de las cuatro de la tarde del día 9, el camión que traslada los cuerpos era recibido por familiares, autoridades, prensa y asistentes que querían rendir homenaje a las víctimas en Potocari. En una de las naves de las antiguas instalaciones industriales, los rezos se mezclaban con los llantos de los familiares que encontraban algo de consuelo a un duelo que comenzó en julio de 1995.

Hacia el mediodía del 11 de julio, centenares de asistentes esperaban el comienzo de los actos de homenaje a los asesinados en Srebrenica. La emoción, pero también la rabia por lo ocurrido, reinaron en el recinto del Memorial de Potocari. Cantos, rezos y recuerdos para las víctimas se sucedieron durante más de dos horas. Pasadas las 2 de la tarde, las familias de los 71 cuerpos identificados en este año dieron sepultura a sus seres queridos.

El 22 aniversario ha estado marcado por la actitud del nuevo alcalde de Srebrenica, el serbio negacionista, Mladan Grijcic. No solo no acudió a los actos de conmemoración celebrados sino que tampoco participó en la organización del aniversario.

Aunque los años pasan, las heridas no terminan de cerrarse y Bosnia sigue dividida.